top of page

Buena suerte, Mala suerte. ¿Quién sabe? Ganar o Perder, ¿Quién sabe?


Juegos Finitos y Juegos Infinitos

Esta semana estuve re-leyendo el libro de Simon Sinek, "The Infinite Game", quién toma las ideas de James Carse en su libro; Finite and Infinite Games, a vision of Life as Play and posibility. La definición que nos dan es la siguiente:

Juegos Finitos: Los jugadores son conocidos, hay reglas establecidas, los objetivos están acordados y se sabe cuando se alcanzan, en algún momento finaliza la partida, los equipos en general son identificables, todos acordaron jugar, hay penalizaciones cuando se incumplen las reglas, hay marcadores, puntajes, tienen un principio, un medio y un final y usualmente hay ganadores y perdedores.

En esta categoría entran la mayoría de los juegos que jugamos, los deportes, los juegos de cartas, de tablero, las damas, el ajedrez, los videojuegos, etc.

Juegos Infinitos: Hay jugadores conocidos y desconocidos, no hay reglas exactas o acordadas, existen muchas convenciones o leyes que rigen la forma de jugar, Los jugadores pueden actuar como quieran, No siempre hay equipos identificables, Los jugadores pueden cambiar su forma de jugar por cualquier motivo, El objetivo es seguir jugando, perpetuar el juego dentro de horizontes temporales infinitos o de muy larga duración.

Estos juegos encuadran a gran parte de los juegos del mercado, los negocios, las empresas, la política, las relaciones humanas, la amistad, la seducción, en fin, la vida misma.

Pero cuando hablamos del Juego de la Vida, ¿podemos hablar de ganadores y perdedores?

¿Qué significa ser ganador en el juego de la vida? Muchos deben pensar en las personas exitosas, los que tienen poder o dinero. ¿Es así? Yo creo que no. ¿Qué opinas vos?

Subir o Bajar, ¿Quién Sabe?

Se me vino a la mente ese dibujo de M.C. Escher, uno de mis artistas preferidos, ya que juega mucho con el concepto de infinito en sus obras. En la portada vemos a los monjes que suben y bajan y que siempre vuelven al mismo lugar. He usado muchas veces esta imagen para trabajar temas de estereotipos, gestión de cambio, hacer cosas para que nada cambie...

También me acordé de una historia que uso siempre en mis workshops, que trata acerca de un campesino chino que encuentra un caballo, luego lo pierde, luego vuelve una manada, su hijo aprende a montar, se cae y se rompe la pierna y por eso se salva de ir al ejercito y salva su vida.

Los vecinos alternadamente le decían ¡que buena suerte! o ¡que mala suerte! cuando los eventos eran favorables o desfavorables pero siempre el campesino respondía con la misma frase: "Buena Suerte, Mala Suerte, ¿Quién Sabe?" (dejo el link a la historia completa)


Y cuantas veces nos ha pasado que nos enojamos con la vida porque algo malo nos sucede y luego agradecemos que nos haya pasado. Cuantas personas en Manhattan, el 11 de setiembre, no llegaron a su trabajo por haber tenido algún percance y salvaron su vida, cuando vieron caer a las torres gemelas. Y no hablo del destino, ese es otro tema. Estoy hablando de que la "buena suerte" o la "mala suerte" es solo función de cuanto ampliamos el horizonte temporal. Los eventos pueden ser malos y buenos a la vez, depende cuantas variables incluyamos en nuestro análisis o cuanto tiempo le damos a los acontecimientos.

Ganar o perder, ¿Quién Sabe?

Ambos son la contracara de la misma moneda, Ganar y Perder vienen atados en el mismo paquete. Se puede ganar y perder al mismo tiempo si consideramos aspectos distintos de nuestra vida. me resuena el dicho popular que dice: "No hay mal que por bien no venga...." Pienso en el primer partido de Argentina perdiendo con Arabia Saudita.....que bien le vino al equipo esa derrota... También creo que sucede que " no hay bien que por mal no venga....." porque hay muchos ejemplos de situaciones que pensamos que eran beneficiosas y sin embargo nos complicaron la vida... Festejemos las victorias, lamentemos las pérdidas, poniendo todo en proporción, pudiendo ser humildes cuando triunfamos y no creer que somos los mejores del mundo y también aprender a convertir una derrota en aprendizaje y motivación para seguir adelante.

The Game of Life



Hace unas semanas estuve de paseo por Hungría y pude visitar a mi colega de Accelium en Budapest Szilvia Szlavitsek. Allí estuve charlando con Luigino Bottega y nos pasó algo muy interesante. Tuve la sensación de que nos conocíamos de toda la vida. Hablamos de muchos temas y mientras hablábamos, cada uno podía completar la idea del otro. Me regaló su libro "How to Win the game of life" (https://www.winthegame.life/ ) y después de mucho divague y conversaciones acerca del sentido de la vida y otros temas mas mundanos, pudimos acordar que se puede ganar en el juego de la vida si nos dedicamos a disfrutar de la vida misma!

Hasta la próxima semana!!

Claudio


17 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page