top of page

Facilita el desarrollo de habilidades sociales


El juego es interacción. Mediante el juego desarrollamos la trama vincular, facilitamos la comunicación e incentivamos la relación entre pares. Cada uno juega desde lo que es.


Las personas introvertidas aprenden a jugar con otros, los que son ansiosos, aprender a esperar su turno y los que son “mandones”, deben aprender a respetar las reglas del juego. Los que son líderes, deben guiar con el ejemplo, los que son resistentes, sienten la presión grupal.

Las reglas del juego imponen el orden, pero cada partida es distinta, cada vez que el equipo sale a la cancha, se juega un partido nuevo. También en las organizaciones sucede lo mismo.


Los equipos de alto rendimiento poseen flexibilidad de pensamiento, aptitud para el aprendizaje, alta motivación y una gran capacidad para crear e innovar.


Ha llegado el momento de incorporar los juegos en tu organización.

3 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page